Los “peces doctor” de Frith Street

“Londres cerca del agua” es el nombre de uno de los tours que London Incognito nos ofrece. Bien pensado, y sin llegar al nivel Ámsterdam o Venecia, la capital inglesa guarda una relación bastante estrecha con sus recursos hidrológicos, empezando por el Támesis, y pasando por la multitud de canales que la atraviesan.

Aunque la cosa no acaba aquí. De hecho, el otro día tuve la ocasión de probar en mi propia piel (nunca mejor dicho y luego entenderéis el porqué) una curiosa conexión entre la urbe y el agua. Además, y tras mi experiencia, diría que muy recomendable.

Se trata de un establecimiento de reciente apertura llamado Aquasheko, en pleno corazón del Soho londinense, y al que desde aquí agradezco que me ofrecieran la oportunidad de pasarme a comprobar in situ sus productos. ¿Y lo que ofrecen? Pues entre otras cosas como masajes y demás, un moderno tratamiento de peeling mediante peces Garra Rufa. Y digo moderno, porque desde hace un par de años se ha convertido en una forma de eliminar las pieles muertas bastante de moda en los países occidentales. Pero ni mucho menos es éste un método descubierto recientemente. De hecho, y si alguien ha viajado a Tailandia, está tan extendido en sus mercados, que supone una atracción turística más. Aunque para conocer el verdadero origen de esta “cura”, hay que trasladarse hasta la ciudad de Kangal, en Turquía, donde se viene practicando desde hace más de un siglo.

En ella, los peces Garra Rufa (también conocidos como Doctor Fish), predispuestos en pequeñas peceras donde se introducen los pies (mayormente, aunque el tratamiento se puede efectuar en otras zonas del cuerpo), se dedican a succionar las células muertas, a la vez que segregan una enzima llamada diathanol que ayuda a prolongar la vida de las células restantes.

Uno no es ningún entendido en esta materia, pero recientes estudios de la Universidad de Oxford, avalan este proceso para tratar enfermedades como la soriasis, así que algo de verdad habrá en estas afirmaciones.

El caso, y volviendo a mi experiencia en Aquasheko, es que se trata de algo que recomiendo a cualquiera que tenga oportunidad de realizar, ya que es bastante curiosa. Eso sí, quizá os dé un poco de impresión al principio, ya que en el momento en que acercas los pies a la pecera, las decenas de peces que en ella se encuentran, se acercan a la superficie como si no hubieran probado bocado en una semana. Y el primer contacto con ellos es incluso más chocante, ya que te rodean los pies cual pirañas, dándote la impresión de que te vas a quedar sin pies en cosa de un segundo. Pero nada más lejos de la realidad, ya que estos diminutos podólogos no tienen dientes y lo más que os producirán serán cosquillas.

Aparte de esto, que sin duda es la mayor atracción de la tienda, también ofrecen distintos tipos de masaje y una más que respetable carta de tés orientales. En mi caso, opté por un masaje de pies y un té Jasmine Harvest. Todo ello envuelto en una atmósfera muy relajante, con aroma a incienso y música chill-out.

Resumiendo, una experiencia muy agradable, y que os invito a probar si tenéis la oportunidad. Aunque solo sea por aquello de probarlo todo.

Aquasheko
29 Frith Street, Soho
London W1D 5LG

Y desde hoy mismo, por cada jornada temática que realicéis con London Incognito os ofrecemos en exclusiva un 15% de descuento para vuestra experiencia en Aquasheko.

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s