Dios salve a la boda (Real)

A más de uno en Londres ya le está entrando el tembleque. Y no es para menos, ya que quedan “apenas” 47 días para la boda Real entre el príncipe Guillermo y Kate Middleton. Esto, que a muchos en otros países como España les parecerá ridículo, aquí no es sino la nota predominante, ya que la relación entre la monarquía y el pueblo llano suele ser, en términos generales, de respeto e incluso de seguimiento incondicional.

Lo mismo da que pertenezcas a la clase obrera o a la aristocracia, cualquier evento relacionado con la que es la institución más antigua de las islas, es motivo de celebración. Por lo tanto, una boda entre el príncipe heredero y su prometida, supone para los ingleses la excusa perfecta para salir a la calle y celebrarlo por todo lo alto.

De hecho, y sin ir más lejos, desde el mismo día en que se conoció la fecha de la boda, éste se declaró fiesta nacional. Vamos, que el día de la boda no trabaja nadie, y al que trabaje, le pagarán el doble. Eso son medidas populares y lo demás es tontería. Pero no es la única.

Por ejemplo, los artículos relacionados con el merchandising de la boda, son los únicos exentos del incremento impositivo al que se vieron sujetos el resto de bienes y servicios en Inglaterra a principios de año (una medida que trajo consigo una fuerte polémica en todo el territorio). Según se publicó en la prensa, esto se consiguió gracias a la intervención personal de la reina.

Pero si hay algo que define y distingue a la sociedad inglesa de las del resto de monarquías existentes en el mundo, es la fiesta en la calle. Y cuando digo la fiesta en la calle, no me refiero a la multitud que previsiblemente se congregará en el centro de la ciudad, siguiendo a la comitiva real en sus desplazamientos. No. Me refiero a las cientos de fiestas, algunas privadas, otras abiertas, que tendrán lugar en cualquier calle de Londres (o de cualquier otra ciudad) y que serán organizadas por comunidades de vecinos. Para esto, el sitio web visitlondon.com, organiza un sorteo llamado Win a Royal Wedding Street Party, en el que el ganador o ganadora obtendrá un pack para montar su propia fiesta que incluye, entre otras cosas, un buffet de comida típica inglesa o una banda que tocará música en directo.

Y si lo tuyo no es la fiesta en la calle, y optas por lugares mucho más tranquilos, existen otras opciones. Por ejemplo, si de verdad te va esto del sentimiento monárquico y quieres un poco de melancolía, tu lugar es sin duda el Café Diana. A medio camino entre las estaciones de Notting Hill Gate y Queensway, este lugar es un homenaje constante a Lady Di, con fotos suyas de la más diversa índole inundando las paredes. No en vano, la que fue Princesa de Gales, solía pasarse por el lugar de vez en cuando, a juzgar por algunas de las fotos expuestas.

Así mismo, y si más que un desayuno nos apetece una cerveza bien fresquita, lo mejor es pasarse por Windsor Castle, en Marylebone, un pub dedicado a la familia real inglesa.

Interior del pub Windsor Castle

De todas formas, no es oro todo lo que reluce, y, aunque mayormente aceptada, la realeza cuenta también con sus contrarios, como por ejemplo la plataforma Republic, que aboga por un fin de la monarquía, apoyándose (sic) en el sentimiento de 10 millones de republicanos ingleses. Esta plataforma celebra el mismo día 29 de Abril la llamada Antiparty, una fiesta defendiendo el poder del pueblo por encima de cualquier otro poder, y que salvo en su mensaje, se parecerá mucho a cualquier otra celebrada en las calles de Londres.

Logotipo de la fiesta organizada por la plataforma Republic el día de la boda

Como veréis, por opciones no será. Desde los más acérrimos, hasta los detractores, nadie queda al margen del evento. Hace semanas que muchos cuentan los días para que llegue tan señalada fecha. E incluso una vez concluida la ceremonia, habrá quien se pregunte cuanto queda para la siguiente. Aunque solo sea por el día libre.

No olvides visitar nuestra web, ya que London Incognito te ofrece un programa especialmente creado con motivo de este evento para vivir la boda como un auténtico londinense. Y si pasas de aglomeraciones o se te pasa la fecha, disfruta durante todo el año de nuestro día “Vivir como una reina”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s