Paseando por Holborn ¡acabé en Cambridgeshire!

Menudo título ¿eh?. Las mentes más enrevesadas estarán pensando que he sido víctima de algún tipo de abducción marciana; las más realistas sin embargo, creerán que más bien se me fue la mano con las pints, y ya se sabe, una cosa lleva a la otra y acabas en Cambridgeshire, un condado a unos 150 kilómetros al norte de Londres.

Pues no, ni una cosa ni la otra. De hecho os aseguro que me encontraba en perfectas condiciones de lucidez y no lo he soñado. Pero como todo en esta vida, esto también tiene una explicación.

Todo empieza en los alrededores de Holborn Circus, una glorieta en mitad de la City, desde donde se puede acceder a Fleet Street si nos dirigimos hacia el sur, Chancery Lane, si optamos por ir al oeste, o a Farringdon si caminamos hacia el norte. Bien, pues justo en el flanco izquierdo de una de las calles que salen de la glorieta (Charterhouse Street), nos encontramos con un pequeño cul-de-sac (callejón sin salida) llamado Ely Place. Y por pequeño que nos parezca, este lugar tiene tan dilatada historia, que sin duda contrasta con sus dimensiones.

Entrada a Ely Place

Hay que remontarse a finales del siglo XIII para encontrar los primeros registros de la existencia de Ely Place. Fue entonces cuando John de Kirkeby, Obispo de Ely en aquellos días, heredó una casa en el lugar e hizo de ésta su residencia como obispo. Esto hizo que la vivienda pasara de mano en mano y de generación en generación, perteneciendo así a todos los Obispos de Ely que sucedieron a John de Kirkeby.

Todo esto no tendría mucha importancia (excepto la importancia histórica, se entiende) salvo por un detalle. Y éste es que por aquel entonces, el Obispado de Ely era también el que se hacía cargo del condado (que entonces no lo era) de Cambridgeshire. Por lo tanto, y al trasladar su residencia los obispos a la City londinense, el pequeño callejón que es hoy Ely Place pasó a formar parte de su jurisdicción. Y así ha sido hasta nuestros días.

No obstante, a partir de los años 70, el distrito de Camden reclamó la propiedad de los terrenos, ya que era ridículo ver como, por ejemplo, los delincuentes se refugiaban en el callejón ante la frustrada mirada de la policía londinense, que lo único que podía hacer era bloquear la salida y llamar a sus colegas de Cambridgeshire para que les echaran una mano.

Con todo esto, alguien dirá (y con razón): “Tu no acabaste en Cambridgeshire, llegaste unos 30 años tarde, ya que ahora es parte de Londres”. Bien, es cierto. Pero la verdad es que para todos los románticos londinenses, este lugar sigue siendo parte de otro condado, y de hecho, según un artículo publicado en el Independent hace un par de años, si uno envía una carta a la dirección  1, Ely Court, Holborn Circus, y escribe a continuación Cambridgeshire en lugar de London, la carta llegará perfectamente. O por ejemplo, y si alguno se pasea por la zona, le invito a que compruebe las señales que hay en la calle. Curiosamente, debajo de Ely Place, y donde debería de decir EC1 (correspondiente al distrito postal en Londres), no dice nada. ¿Por qué será?

De todas formas, y llegados a este punto, éste no es ni mucho menos el único aliciente de visitar Ely Place. Por ejemplo, aquí se encuentra la iglesia católica más antigua de toda Inglaterra, St. Etheldreda’s Church, construida en 1291. Y por supuesto, no se me ocurriría obviar uno de los lugares, a mi parecer, con más encanto de la capital : Ye Olde Mitre Tavern.

Interior de St. Etheldredas Church

Este pub, posiblemente el más escondido de toda la ciudad, se encuentra encajado en un recoveco de Ely Place, aunque el acceso al mismo se realiza a través de Hatton Gardens (esta calle se llamó así en honor a los jardines que el Obispado de Ely poseía en estos terrenos siglos atrás). Para localizar la entrada, buscad una lámpara que se distingue claramente de cualquier otra y además está coronada por un sombrero de obispo. Allí encontrareis una flecha que apunta directamente al oscuro callejón que nos lleva a la taberna. Aunque para ahorraros tiempo, os diré que el acceso se encuentra entre los números 8 y 9. Sin duda una visita que no os dejará indiferentes, y, de gustaros verdaderamente el pub y su cerveza, ¿quién sabe? Estando (y bebiendo) el tiempo suficiente, quizá vosotros también acabéis en Cambridgeshire. O en cualquier otro sitio.

London Incognito recomienda un consumo responsable.

Ye Olde Mitre Tavern


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s