El club de los bigotudos

Ayer, y con el recuerdo de la boda real todavía fresco en la memoria, aunque quizá algo oscurecido por el fallecimiento de Bin Laden a principios de semana, decidí darme una vuelta por el Windsor Castle Pub, en Edgware Road, y ver si la resaca post enlace había durado mucho.

Como ya dije en aquel post dedicado a la “boda del año” (eso sí, muy de pasada), este pub debería ser un must en cualquier ruta por la capital relacionada con la monarquía, ya que sus paredes se encuentran, no salpicadas, sino inundadas de fotografías, retratos, escudos y todo tipo de parafernalia relacionada con la casa real inglesa, es decir, la casa de Windsor.

Entrada al Windsor Castle Pub

Aunque si tengo que ser sincero, y no hay razón para no serlo, los motivos que me llevaron a acercarme por la taberna fueron otros, ya que sabía de antemano que el primer Viernes de cada mes, este local es testigo de un evento bastante particular.

Se trata ni más ni menos que la reunión mensual de los miembros del Handlebar Moustache Club, o en castellano, el club de los “bigotes grandes” (no existe una traducción como tal para handlebar moustache, pero para que os hagáis una idea, son bigotes grandes y estrafalarios a lo Salvador Dalí o el Archiduque de Austria).

Este club, fundado en 1947, se creó con el único objetivo de fomentar tan característico rasgo, y evitando que cayera en el olvido, ya que la mayoría de la gente lo relaciona con el pasado. No en vano, muchos de los miembros de esta asociación, son también abonados a la revista inglesa  The Chap, y que aboga por una revolución cultural a la antigua, volviendo a las pipas, las chaquetas de tweed (ese tejido tan británico) o los zapatos de piel.

Con el paso del tiempo, el club ha ido evolucionando, así como el número de miembros que lo componen. Creado por Jimmy Edwards, un cómico de los 40, empezó con unos 10 miembros, para alcanzar su máximo durante los años 50 y 60 con más de 200 miembros. A día de hoy, la cifra se ha reducido a la mitad, quedándose en 100. Sin embargo, mientras la asociación ha perdido seguidores en el Reino Unido, los ha ganado fuera de sus fronteras, existiendo clubes homónimos en países como Suecia, Noruega o Estados Unidos.

Así que ya sabéis, si lo que os interesa es el vello facial o al menos ver una más de las muchas sorpresas que esta ciudad no ofrece, el primer Viernes de cada mes teneis una cita en el Windsor Castle Pub en Edgware Road (no confundir con muchos otros pubs de idéntico nombre). Además, y si alguno quiere formar parte de tan distinguido club, lo único necesario es contar con un bigote bien cuidado (barbas completamente prohibidas). Aunque si alguien considera la posibilidad de dejárselo crecer, piénsatelo dos veces. Un estudio elaborado en Londres hace unos años demostró que los bigotes de los británicos se “llevaban” anualmente más de 90000 litros de cerveza que eran absorbidos por el mismo como si de una esponja se tratase. Seguro que este hecho hace dudar a más de uno, y es que no está la economía para bigotes.

Windsor Castle
27-29 Crawford Place
Londres, W1H 4LQ

Os dejo con algunas fotos del encuentro de ayer por la noche.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s