Vistas panorámicas sí, pero a precios de saldo

Tal vez sea la seguridad que nos da el disponer de una perspectiva general de las cosas o que simplemente desde un punto elevado podemos controlar mejor lo que sucede a nuestro alrededor, pero el caso es que desde el amanecer de los tiempos el hombre ha buscado siempre lugares, algunos construidos por él, otros proporcionados gratuitamente por las suntuosas formas del terreno, que permitan a su vista alcanzar lugares que de lo contrario serían imposibles de divisar.

Así, ya en el pasado, muchas fortificaciones o castillos se construían sobre cerros o promontorios para poder defenderse mejor, a la vez que guardarse las espaldas en caso de inundaciones o crecidas de ríos. Esto, también ha llegado a nuestros días con numerosos ejemplos, de los cuales, y así a bote pronto, se me viene a la cabeza el puesto de vigilancia del socorrista de una playa.

Del mismo modo, alguien con muy buena “vista” para los negocios, pensó que a los visitantes de cualquier ciudad del mundo, les gustaría disfrutar de una vista panorámica de la urbe, y para ello, que mejor que buscar algún elemento característico de la misma, y cobrar una entrada por ascender al mismo. En algunos casos, puede hasta tener su gracia, ya que si vas a Paris, pues bueno, quizá te apetezca subir a la que es su imagen más internacional, la torre Eiffel; o, por ejemplo, si te pasas por Nueva York, ¿por qué no pagar 20$ por imitar a King Kong y ascender a la cima solo que en mejores condiciones que las del simio?

Pero en otros casos, sinceramente y a mi parecer, se nos ha ido de las manos. Y digo “nos”, porque me refiero a los consumidores, los que pagamos y mantenemos con vida un servicio o producto. En este caso, y sin más preámbulos, me refiero al London Eye, la mega noria construida en la margen sur del Támesis, justo enfrente de la torre del Big Ben.

Esta atracción, construida para conmemorar la entrada al nuevo milenio, nos proporciona unas vistas panorámicas de la ciudad de Londres con la torre del Big Ben en primer plano. Sin embargo, no se trata de una experiencia acorde con mis gustos. Porque a cambio de unas excelentes vistas, eso sí, no estoy dispuesto a pagar 20₤ por esperar una hora y media de cola (también puedes pagar casi 30₤ y “saltártela”), para luego estar metido 35 minutos en una cápsula, que, si bien al principio puede ser excitante según va subiendo, una vez has hecho 200 fotos, lo más que puedes desear es bajarte de una vez.

Pues bien, con todo esto, y con otras actividades más estimulantes y por mucho menos dinero, nos encontramos ante la atracción de pago más popular del Reino Unido.

En definitiva, y sintiéndolo mucho por todo este ladrillo que os he metido, voy a hacer un pequeño round-up, enumerando algunos lugares de la capital inglesa desde los que podemos disfrutar de vistas más o menos increíbles, pero sobre todo con mucha más libertad y por mucho menos.

 ·Real Observatorio de Greenwich: y empiezo por uno de los más conocidos, pero que no está de más recordar, sobre todo para todos aquellos y aquellas que nunca hayan visitado la ciudad de Londres. Este lugar, famoso por ser el “hogar” del famoso meridiano de Greenwich, se encuentra sobre una colina algo elevada en el distrito homónimo, al sur del río. Desde aquí, podremos disfrutar, y por supuesto de forma gratuita, de una vistas de la nueva ciudad financiera, en Canary Wharf, así como de la City o del estadio construido para los Juegos Olímpicos de 2012.

 ·Primrose Hill: saltamos del sureste londinense a la zona norte para deleitarnos con otras panorámicas gratuitas desde este parque cercano a Regent’s Park. Con una colina similar a la de Greenwich, las vistas desde aquí son algo mejores, a mi parecer, ya que la situación del parque nos permite ver con mejor perspectiva la ciudad de Londres en su casi totalidad, incluyendo el London Eye o la torre del Big Ben, aunque esta última se ve mejor de noche, cuando su inconfundible esfera del reloj se ilumina. Todo esto, como ya he dicho, totalmente gratis.

 ·Parliament Hill: otra opción similar a la anterior, tanto por la existencia de una colina como por su localización, aunque en este caso, algo más alejada del centro urbano. Se encuentra en Hampstead Heath.

 ·The Monument: mira que es grande y la mayoría de las veces pasa desapercibido. “The Monument to the Great Fire of London”, más conocido como “The Monument”, es, como su nombre indica, un monumento en recuerdo al Gran Incendio que tuvo lugar en Londres en el año 1666 y que se originó en una panadería de la zona. Finalizado en el año 1677, se trata de la columna de piedra aislada más alta del mundo. Por lo tanto, y como os podéis imaginar, las vistas desde la cúspide del mismo son también geniales. Desde aquí se divisan tanto la City, lógicamente, como el Tower Bridge (el famoso puente de la torre y que no hay que confundir con el London Bridge, o puente de Londres). En este caso el ascender a la cima nos costará 3₤, algo insignificante teniendo en cuenta que se trata de un monumento histórico.

Vistas desde "The Monument"

·Bares y restaurantes varios: llegados a este punto, quiero hacer este pequeño inciso ya que alguien puede pensar que me los he dejado en el tintero o que por algún motivo no los he nombrado. Efectivamente, existen numerosos locales que ofrecen unas vistas bastantes interesantes de la ciudad, y que, por lo tanto, y aprovechándose de esta condición, suelen cobrar más de lo normal por las consumiciones. Así que, dado que el precio de estas vistas dependerá de lo que cada uno decida gastarse, he decidido no incluirlos en este post, aunque si realizaré uno más adelante incluyendo los más desconocidos y originales. De momento os dejo dos nombres, aunque estos sean de los más populares de la ciudad: Vertigo 42, en la City, y el restaurante de la Oxo Tower, en South Bank.

 ·Catedral de Westminster: que no la Abadía, ya que ésta se encuentra junto a la estación de trenes de Victoria. El acceso a la catedral, torre incluida, sale por unas 5₤, aunque, aparte de las vistas, podemos disfrutar de una visita por el interior de esta catedral del siglo XIX, y que además es la iglesia católica más grande Inglaterra y Gales. Se encuentra en:

 42 Francis Street
Londres SW1P 1QW

Panorámica desde la Catedral de Westminster

 ·One New Change: para terminar este repaso por los distintos puntos de la capital que nos ofrecen panorámicas de la misma, nos vamos a trasladar al corazón mismo de la City, justamente detrás de la catedral de St. Paul. Es aquí donde se ha inaugurado recientemente este centro comercial que supone un impulso a las necesidades comerciales de la zona. Diseñado por el arquitecto francés Jean Nouvel, su construcción no ha estado exenta de polémica, ya que se ha criticado el impacto visual que una obra de estas características tiene en una zona tan histórica. Sea como fuere, el caso es que este centro cuenta con una terraza que nos ofrece unas exclusivísimas vistas de la catedral y alrededores. Dado que se encuentra en la City, un lugar donde la actividad comercial casi desaparece durante los fines de semana, y sumado a que no todas sus tiendas han abierto, se puede, además, disfrutar de las vistas sin ningún problema de agobios. Y esto, cuanto menos, es sorprendente, ya que hace dos semanas me pasé por la zona durante un Sábado a media tarde, y os puedo asegurar que los alrededores de la iglesia de St. Paul se encontraban a reventar de turistas. Sin embargo, una vez cruzabas la calle, literalmente, y subías, ascensor mediante, hasta la última planta del centro, te encontrabas con un lugar casi desierto (apenas un par de personas más). Fue entonces, cuando, al acercarme al borde de la terraza y me incliné, pude ver a las decenas de personas que se agolpaban en las calles, intentando sacar la mejor foto del monumento. Todas ellas, sin saber, que su mejor foto estaba a solo unos pasos. Seguramente, muchas de estas personas, venían del London Eye de gastarse los cuartos por unas buenas vistas, cuando a veces, esas buenas vistas, están a tiro de piedra. Y por menos de lo que pensamos.

La catedral de St. Paul, desde la perspectiva que nos ofrece One New Change

2 Respuestas a “Vistas panorámicas sí, pero a precios de saldo

  1. Un post muy interesante,una pena haber pagado la entrada del London Eye,pero este año comprobaré si estas vistas son mejores aunque siendo gratis seguro que se disfrutarán más!enhorabuena por el blog!

  2. Gracias!! Bueno, la verdad que las vistas del London Eye son difíciles de superar ya que fue construido para eso y su localización es perfecta. Aquí solo quise dar algunas alternativas, que al fin y al cabo es de lo que va el blog, jeje. Personalmente, de las de arriba me quedo con The Monument (es una vista distinta a la del London Eye) y Primrose Hill (por el parque en si y porque se divisa toda la ciudad). La del centro comercial está bien para ver St. Paul’s desde un ángulo diferente…Sea como sea espero que las disfrutes!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s