Red Market: ¡un mercado nocturno!

Podría parecer que todo estuviera ya inventado en cuestión de mercados en la ciudad de Londres, pero no. Sí, ya se que los hay que venden antigüedades, vinilos desclasificados, esas cámaras Lomographische que tan de moda se están poniendo y hasta comida de la Cochinchina, al sur de Vietnam. Pero faltaba dar un paso más. Paso que se ha dado gracias a la genialidad de algún lumbrera que se debió preguntar: “¿Y por qué no abrimos de noche?”.

Pues dicho y hecho, ya que eso mismo debe ser lo que se la pasaría por la cabeza al creador del Red Market, un nuevo (y ya van…)mercadillo londinense y que, como su página indica, es el único de Londres que abre sus puertas hasta bien entrada la noche de tanto Sábados como Domingos. Sin embargo, los primeros días de este mercado no han podido ser más desafortunados.

Ubicado en un solar abandonado entre Rivington Street y Old Street (para los que conozcan la zona, es ese lugar que lleva tanto tiempo cerrado justo detrás del ya desaparecido Foundry), el Red Market pretendía comenzar su andadura a principios de este mes que ya se acaba, pero distintos problemas con las licencias hicieron que tuviera que esperar hasta el fin de semana del 18 y el 19. Fue entonces cuando se encontró con otro imprevisto: una lluvia intensa que deslució lo que debía haber sido un día de inauguración espectacular. Vamos, que les aguó la fiesta.

Con todo esto, yo, que soy muy de mirar el tiempo antes de salir de casa, decidí posponer mi visita al mercado para este pasado fin de semana. Y así lo hice. Con un día que empezó dubitativo, para luego aclararse y dar paso a un sol espectacular, me presenté a las puertas de Shoreditch para ver lo que allí se cocía.

Y nunca mejor dicho, porque lo que más me sorprendió es que el mercado oferta exclusivamente comida y bebida. No se porqué, pero al leer mercado nocturno me había hecho a la idea de que también se venderían otro tipo de productos.

La segunda sorpresa me la dieron sus dimensiones, ya que, al menos de momento, es algo pequeño. Y digo de momento porque, según me comentó una de las chicas que trabajaba allí, les había costado un poco arrancar dados los problemas iniciales pero ya para el próximo fin de semana están previstos como mínimo otros 7 puestos más.

Pese a todo, si es cierto que el mercado tiene su encanto, con sofás y mesas esparcidos por todo el lugar, música electrónica bastante refrescante y en general un ambiente de chiringuito de playa bastante logrado. Además, la comida tenía bastante buena pinta. Lástima que no tuviera hambre porque así os podría haber contado si estaba tan bien como prometía. Lo que si os puedo decir es que los mojitos que sirven en el stand principal están bastante bien. Quizá demasiada hierbabuena, por poner un pero.

Por otra parte, y siguiendo con mi experiencia en el mercado, otra de las cosas que más me sorprendió fue una pequeña choza de madera con arena de playa y que, al acercarme a echar un ojo resultó ser una “franquicia” del Dissapearing Dining Club.

Para el que no lo sepa, el Dissapearing Dining Club es una empresa sita en Old Street y que propone dos tipos de cenas de lo más originales. La primera, se puede desarrollar en cualquier lugar de Londres, ya sea en la calle o en algún local privado, cuya dirección se te envía por correo o mensaje días antes de tu reserva. La segunda, se lleva a cabo en el local de Old Street, el cual cuenta exclusivamente con una mesa para diez comensales, y, salvo parejas o grupos de amigos, lo interesante consiste en juntar a cenar a diez desconocidos para que se conozcan durante la cena. Podéis echar un vistazo en su página web (http://www.disappearingdiningclub.co.uk/).

En el caso de la casita que el club posee en el mercado, el planteamiento es el mismo, solo que en vez de cenar dentro de un local, lo haces en una terraza rodeado de arena.

Por lo tanto, y tras un par de mojitos mientras disfrutaba de los últimos rayos de sol, decidí marcharme a casa. Ahora, ¿recomendaría la visita a Red Market?. Bueno, pues diría que sí. No recomendaría a nadie el desplazarse hasta Old Street solo para visitarlo, porque no vale la pena. Sin embargo, teniendo en cuenta sus previsiones de crecimiento y su localización, creo que es el lugar perfecto para terminar un día de compras por el East End o para empezar la noche antes de dirigirse a alguno de los clubes la zona. Eso siempre que el tiempo, y, sobre todo las noches de verano, acompañen. Red Market
288 – 299 Old Street
Londres EC2A

 http://www.redmarketlondon.com/

http://www.facebook.com/redmarketlondon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s