Vuelta a las andadas

Se acabó lo que se daba. Tras unos días de descanso, vuelvo a mis queridos blog y ciudad. Ciudad que, por otra parte, me ha recibido como me esperaba, con un día lluvioso y más bien fresco, y que contrasta notablemente con los que he disfrutado por tierras españolas. Vamos, que he vuelto a la rutina por la puerta grande.

Sin embargo, lo que no me esperaba tanto (ni yo ni nadie), son las revueltas que han tenido lugar durante los últimos días en la ciudad de Londres y que por suerte van, en principio, remitiendo. Respecto a esto poco se puede añadir que no se haya dicho ya, máxime teniendo en cuenta que ni siquiera me encontraba en el país cuando estalló la movida. Pero vamos, que en algún sitio he oído y leído cosas en plan: “los jóvenes se rebelan contra el sistema” o “la muerte del joven Duggan fue la gota que colmó el vaso”, mientras que lo que yo veo en televisión y periódicos es a multitud de chavales saqueando tiendas y todo lo que pillan a su paso. Por favor, si en mi colegio hacían desfiles de Carnaval con más fondo ideológico.

En fin, por suerte, y como ya he dicho parece que las aguas vuelven a su cauce. No obstante, no es de los disturbios de lo que quiero hablar hoy sino de algo mucho más veraniego y que desafortunadamente más de uno habrá sufrido o sufrirá durante estas fechas: los retrasos en el transporte, se llame avión, tren, o barco.

Y es que todos los hemos sufrido alguna vez en nuestras carnes. De producirse en un aeropuerto, pueden llegar a ser más desesperantes aún si cabe, ya que una vez pasas los controles te encuentras encerrado sin posibilidad de salir a que te de el fresco.

Dicho esto, el otro día me vino a la cabeza uno de esos lugares que nadie se imaginaría en el centro de Londres y que, además, dada su cercanía a una gran estación como es la formada por King’s Cross y St. Pancras, puede ser una opción en caso de que nuestro tren salga con retraso y queramos relajarnos viendo algo distinto.

De hecho, este lugar se encuentra a apenas 250 metros de la entrada de la estación y justo enfrente de las vías por donde pasan los trenes Eurostar camino de Francia y Bélgica. Se trata de Camley Street Natural Park, una reserva natural de una hectárea de extensión y que, situada junto al canal que nos lleva hasta Camden, supone todo un oasis donde respirar algo de aire puro en una zona dominada por las eternas obras en los alrededores de la estación de trenes.

Si bien es cierto que sus proporciones no son nada del otro mundo, el hecho de su ubicación lo hace muy especial. Y es que una vez se cruza la puerta de entrada uno se ve transportado a otro mundo, desde luego alejado del ajetreo de King’s Cross. A más de uno le sorprenderá.

Dentro se puede realizar un breve circuito a través de pequeñas pistas que nos llevarán a rodear el recinto, pasando incluso cerca de un estanque que se encuentra en su interior y que está habitado por distintas especies de peces o anfibios.

Camley Street Natural Park fue creado en el año 1984 a partir de los restos de un antiguo almacén de carbón, y a día de hoy la organización London Wildlife Trust es la encargada de su mantenimiento. De hecho, de los casi 60 espacios naturales llevados por dicha organización en Londres, éste es con diferencia el más céntrico, y, por tanto, el más peculiar en una ciudad de estas características.

Por lo tanto un plan perfecto para escapar, ya sea de la estación porque tu tren sale tarde o bien para huir del estrés, la rutina, o  incluso los disturbios, quién sabe. Aunque lo que de verdad te deseo es que te relajes, que pruebes cosas nuevas y que las revueltas no te toquen de cerca. Y, por encima de todo, que tu tren, salga a su hora. Un saludo a todos aquellos que todavía no se hayan marchado de vacaciones. Enjoy!

·Y si de verdad quieres disfrutar de Camley Street Natural Park, que mejor que junto a tu pareja. Echa un ojo a nuestra Jornada para enamorados en London Incognito y descubre muchas más sorpresas.

Una respuesta a “Vuelta a las andadas

  1. Hola Fran!!!! Joe ya te vale….cuando pretendes venir a verme??…..

    Sobre lo que has escrito de los retrasos… cuéntaselo a Maite, que para venir aquí llego a las 3 de la mañana, con dos horas y media de retraso….
    Bueno a ver si hablamos pronto y no pasa como esta ultima vez.
    Un besito muy grandeeee! ¡Cuidate!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s