El cielo existe. Y además, está en Peckham

Pues sí. Efectivamente, el cielo existe. Bueno, puede que esto no sorprenda a cualquiera que ya diera por sentada la existencia del etéreo paraíso. Lo que seguro llama la atención, es que éste se encuentra ni más ni menos que en Peckham, ese barrio del sur de Londres con fama de inseguro y a veces peligroso, lo cual se reafirmó tras los disturbios de principios de Agosto (de los que ayer se cumplió un mes por cierto) cuando el vecindario fue uno de los más afectados, con muchos de los participantes en las revueltas alardeando de su procedencia.

Por tanto, llegar al “cielo” de Peckham no será cosa fácil. Lo primero, tenéis que bajaros en Peckham Rye, estación a la que se accede fácilmente con trenes desde King’s Cross o London Bridge. Una vez abandonéis la estación, seguid de frente y daréis con la calle principal, llamada Rye Lane. Torced a la izquierda y posicionaos enfrente del McDonald’s que hace esquina. Justo al otro lado de la calzada, comienza una calle de pequeño recorrido. Entrad en ella y seguid por el único itinerario posible, esto es, primero derecha, y luego izquierda otra vez. Sin comerlo ni beberlo, os encontraréis en un callejón sin tiendas ni viviendas, y con la sola compañía de las vías de tren a un lado, y un edificio completamente abandonado al otro. Pese a los antecedentes del barrio, no os preocupéis, y buscad una entrada al edificio que se encuentra a vuestra izquierda. Seguramente no habrá más que un papel pegado a la puerta, o sea que no busquéis grandes indicaciones porque no las hay.

Una vez dentro ascended por la escalera hasta la planta 6, que es lo máximo que podéis subir, para encontraros entonces en mitad de un parking abandonado, sin apenas un mísero vehículo. A estas alturas (y nunca mejor dicho) más de uno habrá dejado de leer, o se habrá dado media vuelta. Para los que seguís conmigo, seguid ascendiendo por el parking pero como si fuerais un coche, es decir, usando las rampas, ya que no hay más escaleras y el ascensor no está operativo.

Finalmente, habréis llegado a la planta 7, donde empezaréis a percibir señales de vida, en forma de esculturas y proyectos de artistas. Y es que efectivamente, desde la planta 7 a la 10, este edificio abandonado, que no en ruinas, es “propiedad” si se le puede decir así, de un grupo de artistas llamado Bold Tendencies. Aquí, en la planta 7, incluso cuentan con una pequeña sala llamada Auditorium, y que con su forma circular y asientos recubiertos de paja, recuerda más a un viejo granero. En él se proyectan películas de cuando en cuando.

Asientos y entrada al Auditorium

Sin embargo, lo mejor está por llegar. Justo en el extremo contrario del parking, buscad una entrada bastante amplia y que os permite acceder al exterior. Si habéis llegado hasta aquí, terminad de subir lo poco que os queda y preparaos para lo que os he prometido: el “cielo” en Peckham. Y es que queridos lectores y lectoras, para un servidor al menos, la vista desde aquí es sin duda la mejor de Londres. Big Ben, London Eye, St. Paul’s, la City de cabo a rabo, Canary Wharf, todos ellos como formando parte de una misma postal de dimensiones estratosféricas.

Aquí arriba además, se encuentra el bar Frank’s, con multitud de mesas, y, sobre todo, con multitud de personas, lo cual contrastará con vuestros minutos de soledad por el interior del parking. Ni que decir tiene que las mejores vistas se disfrutan de noche, lo cual hará que vuestro periplo hasta encontrar el camino de acceso sea más inquietante si cabe.

Un lugar pues, para disfrutar de los proyectos de diferentes artistas, y de una copa de vino, cerveza o quizá de algo de comer (también sirven comidas), con la ciudad de Londres a tus pies.  Eso sí, si queréis visitarlo, daos prisa, ya que este lugar solo abre durante los meses de verano y cerrará sus puertas el 30 de Septiembre, para volver a abrir en el año 2012.

Más información:

http://boldtendencies.com/

http://www.frankscafe.org.uk/

2 Respuestas a “El cielo existe. Y además, está en Peckham

  1. Parece bastante difícil de llegar, pero sin duda debe de merecer la pena. ¡Habrá que pensárselo…¡

  2. Sí la verdad que la zona no promete mucho, pero si te armas de valor (aquí quizá estoy exagerando), te vas a sorprender muy gratamente…te recomiendo ir cuando vaya cayendo la tarde y empiecen a iluminar los edificios, las vistas ganan mucho!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s